75º Aniversario de Casablanca

16 diciembre, 2017

El origen de esta película no tuvo nada de extraordinario. “Casablanca” nunca ocultó su modesta condición de filme de propaganda antinazi, una más de las muchas que salieron de los estudios de Hollywood a principios de los años cuarenta. Pero el caso es que tuvo un éxito extraordinario, ganó el Oscar a la mejor película y se convirtió, con el paso del tiempo, en una de las cumbres del séptimo arte.

¿La explicación? Muy simple: hay filmes que nacen con suerte, y “Casablanca” fue uno de ellos. Se sabe que el secreto de su éxito radicó en una serie de maravillosas casualidades que, afortunadamente, determinaron su existencia. De estar libre, Hedy Lamarr habría interpretado a Ilsa, y no Ingrid Bergman. La canción “As Time Goes By”, una de las claves de su popularidad, estuvo a punto de ser suprimida. El guión, un rompecabezas por el que pasaron varios escritores, se improvisó sobre la marcha. Y la producción fue una empresa incierta, emprendida contra terribles dificultades creativas y completada sin una idea segura de cómo había que comercializar el producto final.

Casablanca, de Juan Tejero y José De Diego (2003).

 

La sesión tendrá lugar el próximo sábado 16 de diciembre a las 18:00 horas (proyección a las 18:30 h) en el Ateneo de Málaga (C/ Compañía, 2). La sesión estará formada por la proyección de Casablanca (1942), de Michael Curtiz, y una mesa redonda posterior con la participación de Juan Tejero, escritor del libro Casablanca (2003), y nuestro compañero Francis Arrabal.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *